Diversidad, Idiomas y Acentos

La situación del mercado laboral en España, con esas tasas enloquecidas de paro, genera mucho interés hacia la movilidad geográfica.  Trasladarse a trabajar dentro de la Unión Europea es fácil: no hay papeleos de por medio y el European Job Mobility Portal contiene toda la información necesaria, tanto del mercado laboral en cada país,  como de aspectos prácticos como el alojamiento, los impuestos o el sistema sanitario.  Sin duda, es una situación envidiable, si se compara con la de cualquier otra región del mundo. La verdadera dificultad es tener un mínimo dominio del idioma local para plantearte el traslado a otro país de Europa. 

Se estima que hacen falta 600 horas para aprender un idioma y ser competente a nivel profesional. Vivir fuera es la mejor forma de acelerar ese proceso sobre todo si ya partes de un nivel básico o intermedio.  La experiencia en el extranjero tiene muchas otras ventajas y una de las más importantes es que ayuda a potenciar la creatividad, un bien altamente valorado en la actualidad por las empresas como generador de innovación. Esa mejora de la creatividad tiene mucho que ver con la apertura y adaptación a nuevos patrones culturales y de comportamiento y muestra una correlación fuerte con el aprendizaje del idioma, así que no vale con ser un “expatriado paracaidista” aislado de la realidad local.

El reverso oscuro de los beneificios de vivir en el extranjero es que no es tan sencillo tener una CARRERA, y no simplemente un trabajo. Hay toda una literatura de investigación sobre la correlación entre acento extranjero y estereotipos. Así por ejemplo se ha demostrado cómo afecta a la calidad del servicio percibido en los call center:  un mismo nivel de respuesta es percibido mejor o peor en función del acento de la persona que atiende la llamada.  También afecta en los  los procesos de selección (por ejemplo, un acento francés funciona mejor que uno japonés).  Y no todo es una cuestión de prejuicios por asociación entre acento y origen cultural o étnico. Además hay efectos cognitivos: nos cuesta más esfuerzo entender a una persona extranjera y esa dificultad añadida se traduce en una pérdida de confianza en el interlocutor (dudamos de la exactitud de su mensaje) y por lo tanto en su competencia profesional percibida. 

Tener que desenvolverte profesionalmente en otro idioma merma sin duda tus capacidades profesionales. Eso lo sabe cualquiera que por motivos de trabajo tenga que utilizar el inglés. Pierdes soltura, rapidez, precisión… Pareces más torpe, en definitiva.  Y en situaciones profesionales que tenga carga emocional, como una negociación, una discusión sobre un tema controvertido  o simplemente una situación de estrés,  las limitaciones son aún más manifiestas. 

Con o sin experiencia directa en el extranjero, cada vez más nuestras carreras profesionales requerirán interacciones en otro idioma, en particular en inglés. Es un efecto inevitable de la internacionalización de todas las empresas. Por ello, la gestión de entornos de trabajo multilingues es un componente inevitable de la diversidad multicultural. Y sin embargo, poca atención le prestamos todavía.

Acerca de Uxío Malvido

Spanish; based in Paris; working across Europe on Diversity and Inclusion issues.
Esta entrada fue publicada en Diversidad Cultural, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Diversidad, Idiomas y Acentos

  1. Victoria dijo:

    Muy bueno. Creo que en Espana habria que aplicarlo a los trabajadores extranjeros. La problematica es ligeramente diferente cuando hablamos de latinoamericanos que cuando hablamos de gente cuyo idioma materno no es el castellano.

    Yo ahora tengo la fortuna de trabajar en una empresa que esta estructurada completamente a nivel global, por lo que los equipos estan distribuidos por todo el mundo. El departamento de formacion se lanzo a hacer formacion en diversidad cultural en cuanto se hizo esa reestructuracion y el resultado es que la gente es al menos algo mas consciente de esos prejuicios que de otra manera serian inconscientes. Creo que las empresas que han puesto en marcha programas de este tipo todavia son pocas, pero habra mas en el futuro. Aun asi, creo que ese es el primer paso de muchos. Creo que para la persona que trabaja en un idioma extranjero hay que ir mas alla de la ensenanza de ese idioma, para incluir cosas culturales (como formas de interaccion, asertividad) y cosas como como venderte en el idioma extranjero. En nuestra empresa ademas existe la cuestion de que hay varias culturas con el mismo idioma. El uso del humor y como se presenta o vende uno son bastante diferentes en EEUU y en Gran Bretana, aunque a menudo tienes a una persona de cada sitio en una conference call o una reunion.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    Es cierto que el acento dificulta la CARRERA en el extranjero pero el CV pesa mucho más cuando vuelves a España con la experiencia de haber trabajado en otro pais.
    Hablarás mejor otro idioma y serás mas creativo, abierto, diverso, pero tambien da indicios de que eres una persona con audacia y coraje, libertad de pensamiento, eficiencia operativa y otros muchos mas factores que se necesitan en las empresas de hoy en día.

    Nuestros hijos tendrán que salir sí o sí y espero esto les ayude a desarrollar estas competencias…

    Me gusta

  3. Elena dijo:

    Pues a mi, lo de irse fuera me parece bueno, muy bueno, pero sólo cuando el individuo lo elige con total libertad; “me voy porque me da la gana” y no cuando la gente se tiene que marchar porque las perspectivas de futuro no son optimistas. Esto hace que una experiencia así pueda incluso resultar traumática, si no se encaja bien, los principios no son fáciles en ninguna parte.
    También me da mucha pena la pérdida de talento, si la situación en España no mejora, la gente se irá y llegará un momento que sea demasiado tarde para volver.
    Estoy en total seacuerdo con lo de las 600 horas para aprender un idioma, estoy segura que cualquier lengua se aprende con menos horas o con muchísimas más dependiendo de la edad y la necesidad del individuo, aunque nunca será como la lengua materna y esto, estoy de acuerdo, a la larga, se paga.

    Me gusta

  4. Uxío Malvido dijo:

    Gracias a l@s 3 por los comentarios,
    Sí, claro que hay diferencias individuales en el nº de horas necesarias para aprender un idioma. La referencia de 600 es simplemente una orientación “media”, y por supuesto también depende de la complejidad del idioma, es decir la “distancia” al tuyo materno.
    Lo de la pérdida de talento en España es muy cierto. No tendría por qué ser dramático si a futuro se hiciera una gestión del “retorno” cómo han hecho otros países (China, claramente). Pero me temo que la economía española tardará tiempo en sanearse y además siempre hará falta voluntad política y empresarial para atraer al talento de vuelta…

    Me gusta

  5. Annabel dijo:

    Sencillamente, no puedo estar más de acuerdo! me ha pasado el enlace a tu bloc una compañera de trabajo, Imma. Genial, si señor! Un dia que te acerques por Barcelona, a ver si hablamos.

    Me gusta

  6. Uxío Malvido dijo:

    Annabel,
    Bienvenida al blog. Ahora no paso por Barcelona con tanta frecuencia como antes, pero seguro que cae alguna oportunidad ;).

    Me gusta

  7. Lo importante es tener una visión clara de lo que se va hacer, tener proyectos concretos de lo que se quiere lograr, y a su ves estar consientes de los pro y los contra que implica abrirnos a oras culturas diferentes a lo que estamos acostumbrados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s