Intersecciones: redes, género y generaciones

Las Redes Sociales en la Web 2.0 acumulan horas de atención mediática y de conversación incesante en blogolandia. Es uno de esos temas de tirón con el que enseguida captas la atención, tanto en la empresa como en la cena con los amigos. La fama de la Teoría de los Seis Grados de Separación se extiende para justificar la importancia de cultivar las redes sociales y existe incluso una serie con ese nombre.  Por cierto, Stanley Milgram, el psicólogo que popularizó esta teoría con su experimento de las cartas, es autor también de un experimento mucho menos conocido pero mucho más inquietante de Obediencia a la Autoridad.

Con lo que promete el tema, me fui cargado de expectativas el martes pasado a la conferencia de Lars Hinrichs, fundador y CEO de Xing en el Instituto de Empresa. Después de comerse a Neurona y eConozco, Xing, con sede en Alemania, se configura como el gran polo europeo de las redes sociales profesionales. El otro gran jugador sería LinkedIn con base en California, que tiene 4 veces más usuarios, aunque muy por debajo, claro, de las cifras exorbitantes de Facebook o MySpace.

Un 29% de los usuarios de Xing son mandos intermedios, un 17% alta dirección y un 15% directores generales (sospecho que esta cifra tan alta obedece a muchos emprendedores y dueños de negocios pequeños). El 20% afirma que ha hecho negocios a través de la plataforma y el 60% nuevos contactos interesantes. El negocio corporativo no para de crecer y entre los clientes que utilizan Xing para actividades de atracción y selección, sustituyendo a headhunters tradicionales, se encuentran ya IBM, PwC, Microsoft, Phillips, Cisco, Citi o McDonalds.

Me sorprendió el poco dinamismo del ponente, tal vez porque yo esperaba el típico joven brillante lleno de energía, o tal vez porque dedicó demasiado tiempo a explicar los detalles de su salida a bolsa. El caso es que me dio tiempo a observar que apenas uno de cada 5 asistentes era mujer. A la salida se lo hice notar a él y me comentó que casi el 70% de los usuarios de Xing son hombres. No he parado de darle vueltas desde entonces.

Una de las barreras claramente identificadas para la presencia de mujeres en altos niveles de las organizaciones es su menor acceso a relaciones de networking. Las recomendaciones de cómo cultivar las relaciones profesionales incluyen ya la presencia en las redes sociales profesionales en internet. Sin embargo, las mujeres no parecen estar utilizándolas tanto como los hombres. Esto podría deberse a cierto efecto generacional. Si sobre todo hay mandos intermedios y directivos en estas redes, debe haber también un número importante de usuarios de la Generación X y Baby Boomers y en esos rangos de edad los usuarios de internet son mayoritariamente hombres.

El futuro parece traer importantes novedades también en esto. Se ha detectado una división de género en el uso de redes sociales entre adolescentes en Estados Unidos: ellas parecen ser más blogueras y sociables y ellos más de subir vídeos. En la infancia la división es aún más clara: el Director de Innovación de Bankinter nos presentaba hace unos meses Whyville, en una reunión de las Mejores Empresas para trabajar en españa (Best Workplaces). Se trata de un mundo virtual americano en el que hay 3 millones de niños con perfiles activos (los adultos también se pueden inscribir como visitantes desde la página de entrada de Whyville). Todo el concepto gira en torno a juegos educativos de complejidad creciente y temática relacionada con el aprendizaje de ciencia y tecnología. Los niños, a través de sus avatares, se relacionan socialmente unos con otros y encuentran o hacen nuevos amiguitos. Pues bien, casi un 70% de los perfiles son niñas, al parecer porque a ellas les gusta más socializar y también porque encuentran un mundo con menos restricciones que el mundo real (lleno de reglas de como deben ser las “buenas niñas”).  Claramente la Web del futuro pinta mucho más femenina que la actual.

Acerca de Uxío Malvido

Spanish; based in Paris; working across Europe on Diversity and Inclusion issues.
Esta entrada fue publicada en Diversidad de Género, Diversidad Generacional y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Intersecciones: redes, género y generaciones

  1. Myriam dijo:

    Me ha gustado mucho el tema del post Uxio. Tal vez porque llevo unos días precisamente pensando en ello.
    Cada lunes el director del departamento reúne a todos los jefes de proyecto para contar los resultados de la reunión de dirección, cuenta como van los proyectos que llevamos, cual necesita mas recursos, donde nos tenemos que enfocar más,… es una reunión interesante porque te da una visión global del estado del departamento y por extensión, de la compañía.
    Lo que me llamó la atención fue que el lunes pasado, al terminar, el director del departamento cerró su cuaderno donde tiene apuntado lo que va a contar y a modo de cierre dijo “señores….” . Yo miré a mi alrededor y efectivamente, eran todo señores. Tan solo estoy yo como representante del género femenino en las reuniones de departamento.
    Es sorprendente.
    Comentando esto con mi novia me dijo que “la ingeniería industrial es algo predominantemente masculino”. Cosa que más o menos es cierta, cuando estaba en la escuela, en los últimos cursos éramos unos cuarenta en clase y tan solo éramos cuatro mujeres, pero en mi trabajo están contratando muchas mujeres y en grandes números, hay más o menos igual número de hombres que de mujeres.
    Lo curioso del caso es que mujeres que puedan asumir una jefatura de proyecto dentro del departamento no solo estoy yo, hay unas cuantas, pero de momento, no se les ha dado la oportunidad. Por otro lado, la mayoría de ellas están estudiando para sacarse una oposición o simplemente pasan de asumir más responsabilidades.
    Si echo un vistazo a las empresas cliente, todos mis homólogos son hombres excepto una, y los puestos directivos, están todos copados por hombres, no hay ni una mujer. En mi empresa, hay una sola mujer en la dirección ejecutiva.
    Llego a la conclusión de que en las empresas no se les da oportunidades a las mujeres simplemente porque no se considera una opción. En mi caso, la oportunidad vino por sorpresa, el jefe de proyecto para el que trabajaba se cogió una baja y tuve que asumir yo la dirección, y como la cosa salió bien, pues se me vio como una opción a la hora de confiar un proyecto. Creo por otro lado que nosotras no estamos pidiendo oportunidades y que tenemos que tener más iniciativa.
    El debate es interesante, y la solución parece compleja. No solo hay que incentivar a las mujeres para que asuman responsabilidades, facilitar el acceso a la formación superior, fomentar las ayudas a la maternidad, también hay que hacer un trabajo intenso en las propias empresas, fomentar que “a igual trabajo, igual sueldo”, que no se descarten mujeres por que estén en edad fértil y facilitar el acceso a puestos directivos. Sigo pensando que las ayudas externas están muy bien, pero como en tantas cosas, el cambio también está en nosotras. En querer ser y querer estar.

    Me gusta

  2. Uxío Malvido dijo:

    Lo que sorprende es la poca cultura de medida en este tema. Vale que haya menos % de mujeres en determinadas titulaciones y que eso influya en la presencia en determinadas puestos. Pero como bien apuntas, ¿qué pasa con las oportunidades de desarrollo y promoción? y con la retención? Las empresas que lo miden todo, cuando llegan a este tema se suelen mover por comentarios genéricos en lugar de por indicadores de gestión que les ayuden a entender qué está pasando.

    Respecto a la responsabilidad de las propias mujeres, creo que una parte importante tiene que ver con establecer networking entre vosotras y a nivel general. Todo apunta a que lo hacéis mucho menos que los hombres.

    Me gusta

  3. Vicky Pollard dijo:

    Me gustaría saber esas tasas generales de usuarios de Xing, aplicados a España, creo que serían para asustarse aún más, como comenta Myriam en mi experiencia mujeres directivas pocas, y encima, cuando lo son, enseguida se buscan relaciones con algún directivo masculino…

    Pero es necesario un poco de autocrítica, mal lo pasaron las mujeres cuando pedían el derecho al voto, lo de hoy es un camino de rosas con lo de nuestras predecesoras, aunque es totalmente injusto, no podemos quedarnos ahí: “en el como lo tenemos más difícil ni lo intentamos” eso es una postura poco madura.

    Asi que como comenta Uxio habrá que empezar lo de las redes sociales que ni nos molestamos en usar adecuadamente y demostrar que en la Unversidad por ejemplo somos más, ;-), ¡yo ni estoy en Xing!. Asi que me abriré la cuenta 😉

    Yes but not
    Vicky Pollard

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s