Transexualidad empresarial

Desafortunadamente no conozco a ninguna persona transexual. O quizás sí, pero no soy consciente.  En alguna ocasión he asistido a conferencias o paneles en Estados Unidos dónde había transexuales hablando de su experiencia a nivel laboral. Me han dejado siempre boquiabierto. En esas pocas ocasiones me he encontrado personas brillantes, algunas con puestos directivos, que compartían sus trayectorias vitales, mezcla de conflicto, superación y realización personal.

Hace pocas semanas envié un email a una consultora y me llegó de vuelta uno de esos mensajes automáticos. Decía que la persona estaría fuera de la oficina varias semanas por una intervención quirúrgica y que a su vuelta le llamáramos John y no Petra. Tras tanto estereotipo sobre la transexualidad, ya sea en versión prostitución o en versión espectáculo, estos encuentros con profesionales integrados en el mundo empresarial me dejan impresionado y admirado. Hacer un simple ejercicio de visualizarnos haciendo una transición similar servirá para entrever la enorme valentía y esfuerzo que implica.

A nivel laboral hay dos herramientas básicas para asegurar un entorno de trabajo inclusivo con la transexualidad: una política de no discriminación por identidad de género (independientemente de que ya exista legislación al respecto)  y una guía y recursos para transicionar en el trabajo, incluyendo necesariamente la formación y sensibilización de la dirección y los compañeros. El documento Transgender Inclusion in the Workplace es una referencia básica para cualquier profesional interesado en el tema, a pesar de su foco americano.

Espero que en el futuro veamos ejemplos positivos y felices de integración laboral de personas transexuales y podamos quitarnos el mal cuerpo que deja la noticia de la discriminación de una mujer transexual en Terrasa aunque haya logrado una indemnización (y no muy alta, por cierto). No se trata de indemnizar sino de liderar desde la empresa los ejemplos de integración social, como muestra de forma magistral  el anuncio del  Banco Provincia de Argentina: “tu vida cambia cuando hay un banco que se animó a cambiar”. 

http://www.youtube.com/watch?v=kEaGbTr8B2o&feature=related (inglés)

Para las personas que nos sentimos a gusto con nuestra identidad de género la transexualidad genera una mezcla de sentimientos, desde la fascinación a la incomprensión, como si las personas transexuales tuvieran algo raro y fueran imperfectas. Nos vendría bien, siguiendo a Judith Butler, intentar ver el género como performance, como actuación social, como el  anuncio de Campari que juega con los roles de género. En lugar de ver personas imperfectas diremos entonces como en la canción de Carla Antonelli:  “¿imperfecta? ¿a los ojos de quien, cariño?”

Acerca de Uxío Malvido

Spanish; based in Paris; working across Europe on Diversity and Inclusion issues.
Esta entrada fue publicada en Diversidad LGBT, Marketing Multicultural y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Transexualidad empresarial

  1. Angela dijo:

    Me encantó como trataste el tema! Que falta hace muchas veces ponerse en la piel del otro…pero hay tan poca gente que lo sepa hacer…
    Te sigo leyendo…
    Saludos!

    Me gusta

  2. Maria dijo:

    No estoy segura de que, en este caso, nos enfrentemos sólo a un problema de aceptación de género, sino a uno de aceptación de cambios. El género en nuestra especie es el distintivo primario, nos guste o no, y parece que estamos más genéticamente predispuestos a tolerar cambios en cualquier otra cosa que en él, como si cambiarlo amenazase el orden universal. Sin embargo, quizá pronto la transexualidad pase a un segundo plano, si el género deja de ser el distintivo primario y es reemplazado por otro, que vendría a ser: ¿eres humano?

    Me gusta

  3. Myriam dijo:

    Transexualidad empresarial. Dos conceptos que rara vez se unen en una misma frase. Yo si que conozco muchas personas transexuales. Muchas son inmigrantes latinas, huyen de sus paises de origen por motivo de género; otras son trabajadoras sexuales y algunas y algunos tienen un trabajo más “normal”.
    Mi experiencia con el colectivo transexual me dice que estamos a años luz de tu post. Leyendolo siento como si estuviera leyendo una novela de ciencia ficción, y la verdad es que leer que en alguna parte del mundo hay personas que pueden vivir su transexualidad abiertamente y que en su empresa les valoran y apoyan es un estímulo para seguir trabajando.
    Estuve en un evento organizado por IBM en Zurich para hablar de diversidad hace un año y medio. Fue bastante impresionante como contaban su experiencia profesional gays y lesbianas (no había ni una trans) y había heteros aliados que fomentaban el valor de la diversidad dentro de la empresa y contaban tambien sus experiencias. Los dos días que duró el evento me los pasé con la boca abierta, alucinando, compartiendo experiencias, hablando con gente de muy diversas empresas, todas ellas de primera fila. Tan solo tres veniamos de España, y ni siquiera eramos enviados por nuestras empresas, veniamos a título personal.
    Creo que la diversidad lgtb en España todavía es una idea de dificil calado, que gays y lesbianas en la máyoría de los casos siguen viviendo en el armario, y que la transexualidad, está aún más a años luz de esto.
    Pero este post me devuelve la esperanza, ese email es la imagen de que es alcanzable, que es posible conseguir convencer a los grandes managers de las grandes y no tan grandes empresas de que la diversidad es un valor que hace ganar a las empresas, que cuando el margen entre la competencia se reduce, la diversidad juega un papel esencial en la productividad de la gente, y por tanto, afecta directamente a los beneficios.
    Uxio, me ha gustado mucho el post, hacía tiempo que no me pasaba por aquí y me ha hecho pensar mucho.

    Me gusta

  4. lisete dijo:

    Te siguo lendo siempre, pero me ha quedado com este tu post que me ha gustado mucho. nunca he pensado cómo viven en su lugar de trabajo.
    Saludos

    Me gusta

  5. Pingback: los sueños de la razón / El semanal de anotaciones (primavera 2009, 9º domingo)

  6. A mi también me gustó el trato que le diste a un tema tan desconocido como polémico. Pienso que no hay madurez de sociedad y por erso seguimos matizando sobre estos temas tan absurdos, como si no fuésemos todos humanos… Que importan las orientaciones sexuales o y por que diablos seguimos dándole al tema como si se nos fuera la vida en ello. Es hora de dejar atrás la las generaciones retrógradas y dar la cara al futuro de una sociedad igualitaria.
    SM

    Me gusta

  7. Uxío Malvido dijo:

    Angela, gracias. Para un curioso como yo, siempre es un placer descubrir una lectora nueva 🙂

    María, creo entender que quieres decir que el problema se acabará cuando valoremos a las personas como tal, independientemente de sus diferencias.

    Myriam, que bien leerte de vuelta. Creo que a medida que gays y lesbianas sean más visibles en las empresas, a todos los niveles, se irá abriendo camino también hacia una mayor visibilidad e integración de la transexualidad. Mucho camino por delante, claro. Hay planes para un nuevo evento como el que comentas de Zürich con IBM y otras empresas en 2010.

    Lisete, obrigado. Um dia vou falar tambêm de diversidade em Portugal!

    Mikel, me has hecho reir con las “diversidades que hasta ahora conciliaba como podía”. Es muy cierto, cuesta conciliar tanta diversidad, pero hay que seguir intentándolo.

    Senior, me encanta verte con las ideas tan claras. Cada vez más personas ven los beneficios de una sociedad igualitaria. Afortunadamente también en la empresa.

    Me gusta

  8. Pingback: Dos manzanas: Transexualidad empresarial

  9. Paco dijo:

    en mi barrio veo 2 mujeres, muy femeninas, rubias teñidas, con gafas oscuras, de mas de 50 o 60 años, latinoamericanas, queridas por las que atienden el mercado y los panaderos, que viven en sus gafas oscuras, y felices.
    eran hombres, se les nota al abrir la boca y habalr, eran hombres y se sentian mujeres, y el percio que pagaron fue enorme, o no??

    …… esos casos los veo a diario, compran el cafe o el pan conmigo. Nunca les he hablado , porque no hay motivo, pero las respeto.

    No estan prostituidas, como tantos transexuales, en el born, el raval, la casa de campo o la calle montera…… hay miles de transexuales prostituidas….homosexuales prostituidos, la cara B del disco…… dura cara B.

    Almodovar, y la actriz Antonia San juan, con su personaje la agrado, clavaron la vida de esos seres humanos. seres hu-ma-nos. no monstruos.

    Me gusta

  10. Graciliana dijo:

    Nunca me he puesto limites en mi vida, he trabajado en lo que he querido, desde secretaria, vendedora, educadora, ahora estoy ideando no se como formar una pequeña empresa, se quedebo prepararme en cursos empresariales, para ir con el tacon firme. ¿Cual es mi deseo? que las transexales seamos tomadas en cuenta para cualquier tipo de trabajo, qu tengamos la ayuda para formar empresas y asi generar empleo para nuestra iguales, y veran como no hay chicas en la calle prosstituyendose, que cuando salgan a la calle lo hagan como cualquier persona, y de esta forma tengamos un mundo mas justo y valanciado. El que este libre de culpas que lance la primera piedra. A luchar chicas por nuestros derechos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s