El valor de las listas

Se ha publicado hace unos días la lista de las 2008 Top 50 Companies for Diversity, el ranking de mayor relevancia en el mundillo de la Diversidad. La lista se confecciona siguiendo un método que evalúa, mediante una encuesta de 200 preguntas,  cuatro dimensiones: Compromiso del presidente de la compañía, Capital Humano (indicadores de Recursos Humanos de selección y promoción), Comunicaciones Corporativas y Organizativas y, finalmente, Diversidad de Proveedores. La publicación detalla además un perfil de cada una de las compañías, mencionando sus puntos fuertes para aparecer en la lista. Este año Merck aparece en el puesto 21 y estoy convencido de que subirá aún más arriba en los próximos años.

En meses posteriores la publicación va anunciando listas específicas de Top 10 para determinadas dimensiones: mujeres ejecutivas, latinos, LGBT (por cierto, todas aquellas compañías que no ofrecen beneficios de salud a las parejas de sus empleados, con independencia de la orientación sexual, son automáticamente excluidas del Top 50), asiáticos, afro-americanos, personas con diversidad funcional… Este año, por primera vez , también tendrán una lista de “Diversidad Global” que supongo se refiere a actuaciones fuera de Estados Unidos, lo que confirmaría mi percepción del interés creciente de las compañías por globalizar sus prácticas de diversidad en todo el mundo.

El fenómeno de las listas de “mejores empresas” va en aumento. Son por un lado un escaparate, una forma de mostrarse ante potenciales empleados y clientes como empresas de referencia en cuanto a su entorno de trabajo. Pero también son una herramienta poderosa de cambio organizativo; una forma de compararse con los demás que genera interés por no quedarse atrás e impulsa la implantación de nuevas políticas y prácticas.

A menudo se oyen voces críticas sobre el valor de estas iniciativas, como la lista Best Place to Work, o los Premios Empresa y Sociedad 2008 que acaban de ser anunciados. No es infrecuentre encontrar empleados en empresas galardonadas y bien situadas en los rankings, que narran realidades alejadas del discurso corporativo y vidas casi casi miserables. Y aún así el valor de las listas es incuestionable porque tarde o temprano la empresa tiene que alinear lo que muestra hacia afuera con su realidad interna o pondrá en riesgo su reputación corporativa. Además es frecuente que la metodología de estas listas incorpore una encuesta directa a una muestra de empleados así que si su percepción general no es positiva la empresa tendrá imposible hacerse un hueco entre las mejores.

Acerca de Uxío Malvido

Spanish; based in Paris; working across Europe on Diversity and Inclusion issues.
Esta entrada fue publicada en Flexibilidad / Conciliación, Gestión de la Diversidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El valor de las listas

  1. Vicky Pollard dijo:

    Lo de las listas una buena idea, sobre todo para tener al personal contento o conseguir nuevo.

    Pero veo dos inconvenientes, uno como comentas, algunas empresas de las listas parecen perfectas, pero cuando conoces gente dentro… te das cuenta que la perfección tiene una definición extraña en algunos entornos corporativos.

    El segundo incoveniente, la mayoría de las empresas son PYMEs y a muchas esto les queda a años luz, en mi caso, la mejor experiencia profesional en mi vida ha sido… ¡ la que está por llegar !, porque estoy por llorar.

    Parte de la responsabilidad es de la gente como tú, Uxio, que hace ver otras realidades, por eso me gusta este blog, porque parece que hay entornos donde la mediocridad no es recompensada, pero con el riesgo que conlleva la búsqueda de la excelencia y la perfección, la competitividad, la infelicidad… ¿donde esta el termino medio? ¿es el termino medio la virtud? Sinceramente, en la actualidad la respuesta a al última pregunta creo que no.

    En conclusión, como decía en el País, este fin desemana hay que irse a vivir a Islandia, que la gente es muy feliz allí, a pesar de Bjork.

    Yes but Not
    Vicky Pollard

    Hoy me levanté metafísica 😉

    Me gusta

  2. myriamnavas dijo:

    Yo creo que es algo que funciona, que más allá de ser una proyección de la imagen de la empresa, hay empresas que apuestan por sus empleados de verdad y generan actuaciones con las que se comprometen enfocadas a sus trabajadores.
    El problema que le veo está en sintonía con lo que plantea Vicky, esto está sólo al alcance de las grandes empresas, la gran mayoría se queda fuera por distintos motivos.
    En cualquier caso, por algo se empieza y lo cierto es que las empresas valoran y mucho formar parte de este tipo de listas.

    Me gusta

  3. Uxío Malvido dijo:

    Las PYMES tienen sus ventajas; se pueden mover más fácil y rápido. Hay menos recursos económicos pero también menos necesidades de formalizar los programas. ¿Que impide a una PYME hacer planteamientos explícitos de igualdad en su entorno laboral? ¿o buscar diversidad en sus procesos de incorporación? ¿o dejar claro a sus mandos que el entorno es inclusivo?

    Es muy diferente; claro que sí, pero lo que quiero señalar es que no es imposible hacer cosas. Y una vez que internamente te pones en marcha puedes optar a reconocimientos externos igualmente. Quizás no en las “grandes listas” pero hay otras iniciativas, premios y certificaciones que pueden ser muy valiosas y asequibles para las pequeñas y medianas empresas. Algunas lo están haciendo ya.

    En cualquier caso, sí que parece que el arranque de estos procesos de cambio a nivel empresarial parten de grandes empresas y a partir de ahí se van extendiendo a empresas del mismo sector de distintos tamaños.

    Me gusta

  4. Marisa Durán dijo:

    Me parece que el ejercicio de las listas está bien y dá una idea de la compañía. Obviamente, en compañías tan grandes como las que aparecen habrá infinidad de historias que nada tengan que ver con lo que “las listas publican”, pero si es cierto que deben reflejar una tendencia y visión mayoritaria dentro de la misma.
    Por otra parte, lo que me ha sorprendido al ver las top 50 es que la empresa en la que trabajo Abbott aparezca en el puesto 37. Simplemente me sorprende que apareaca, no el numero en el ranking. Y me hace reflexionar que, quizá, estas listas sólo son validas para US. Pero no para fuera de US. O al menos en lo que a mi realidad se corresponde.

    Me gusta

  5. Uxío Malvido dijo:

    Hay un pequeño perfil de cada compañía y en el caso de Abbott destacan los indicadores de Human Capital (selección, retención y promoción). También un programa muy extendido de mentoring. Te dejo el link directo:

    http://www.diversityinc.com/public/3328.cfm

    Y sí, claramente esta lista es US aunque sacarán por primera vez las Top 5 Global Diversity.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s